“La aceleración es finita, creo según algunas leyes de la física.” -Terry Riley.

Publicado 28 Dec 2017, 12:12 pm

“EL FUNDAMENTO DE LA MÚSICA.” PARTE 20.

CULTURA VISUAL VERSUS CULTURA ACÚSTICA.

Uno a uno los interpretes empezarían a tocar el siguiente grupo de notas de su partitura, fuera cual fuese el instrumento para el cual fuese escrita. Y así sucesivamente, hasta que todo el mundo llegara al final, tras agotar todas las pequeñas partes. Duro cerca de una hora. Resultó en algo textural, en un paisaje no melódico. Te envolvía una oleada de un tipo de sonido, de la naturaleza especifica de los instrumentos tocados, y luego, poco a poco, el entorno sonoro se fundía en suave transición hacia una nueva textura, a medida que los interpretes decidan como continuar. El publico era libre de deambular por el recinto, y los interpretes estaban diseminados por todas partes; no había  «escenario», y por tanto, tampoco foco central. Yo compararía esa experiencia con la de observar el tiempo, a ver como las nubes se acumulan en el horizonte, se acercan y se van haciendo más negras, toman una textura amenazadora, y luego estallan y sueltan un torrente de agua; y después, igual de rápidamente, desaparecen y el cielo vuelve a estar despejado. No era como la obra de Cage, pero también era una manera de sentir y experimentar que el mundo es música, una especie de composición, y no algo predeterminado.

Terry Riley.

Terry Riley.

En los años setenta, el compositor Terry Riley daba conciertos de toda una noche en los que creaba ambientes sonoros  improvisando (dentro de parámetros estrictos) con loops de cinta magnetofónica. El publico llevaba a menudo sacos de dormir y echaba una pestaña durante el «concierto». (Atisbos de Bing Muscio y de Satie y su música para no ser escuchada. Cuando Riley tenía que ir al baño, dejaba que los loops siguieran solos. Rhys Chataham y Glen Branca crearon pasajes similares para corales de guitarras, en fantásticas experiencias que evocaban el fragor de una autopista elevada o de una fundición. En 2006 vi la banda Sunn O))), que teatralizaba esta experiencia en un concierto en una antigua iglesia. Su música consiste en drones monstruosamente altos de volumen, que retumban y serpentean entre el publico. Los músicos, vestidos como un grupo de druidas encapuchados, tocan con un muro de amplia de guitarra apilado detrás. No hay materia ni canciones, al menos tal como los conocemos. El ritual había vuelto, o quizá nunca se marchó. El sonido Sunn O))) es increíble: el lado oscuro y hermoso del ambiente.      

Continuará …     

Piensa, Comparte y Opina —Share Please.

Biografia.

Ellen Fullman (nacida en 1957) es una compositora, instrumentista e intérprete estadounidense. Ella nació en Memphis, Tennessee, y actualmente se encuentra en el Área de la Bahía de San Francisco. Ella es conocida por su instrumento Long String de 70 pies (21 metros), sintonizado en la entonación justa y tocado con dedos recubiertos de colofonia.

Fullman estudió escultura en el Kansas City Art Institute antes de mudarse a Nueva York a principios de los años ochenta. En Kansas City creó y actuó con una falda de producción de sonido de metal amplificado y escribió canciones de arte que grabó en Nueva York para una pequeña etiqueta de cassette.

Piensa, Comparte y Opina —Share Please.

Leave a Reply