“No he querido hacer una pintura musical del océano, sino que busco que el espectador se pierda dentro de las olas.” -John Luther Adams.

Publicado 21 Dec 2017, 10:37 am

“EL FUNDAMENTO DE LA MÚSICA.” PARTE 19.

CULTURA VISUAL VERSUS CULTURA ACÚSTICA.

También yo (asegura David), en 2005, convertí un edificio en instrumento, usando las teclas de un viejo armonio como un conjunto de interruptores que activaban maquinas sujetas a varias partes de una vieja y enorme nave industrial. Unos motores hacían vibrar vigas que resonaban según fuera su longitud. Algunos pequeños martillos golpeaban columnas de hierro colado huecas, que, sonaban como xilófonos o gongs. Delgados tubos de aire soplaban dentro de cañerias que se convertían en agradables y reverberantes flautas contralto. Uno pensaría que iba a sonar ruidoso e «industrial», pero en realidad era bastante musical. Se invitaba al publico a tocar el edificio mediante ese aparato. Cualquiera podía sentarse al órgano y hacer lo que quisiera.

John Luther Adams (23 de enero de 1953) es un compositor estadounidense, cuya música se inspira frecuentemente en la naturaleza, especialmente en los paisajes de Alaska, donde vive desde 1978.

¿Era eso una pieza musical? ¿Una composición? Quién sabe. Para mí, lo más importante era que ese aparato democratizaba la música. Puesto que era un instrumento que no se prestaba al virtuosismo, había igualdad de oportunidades. Los niños que lo tocaban eran técnicamente tan buenos como compositores competentes y experimentados, e incluso igual de buenos que algunos músicos que se sentaron a tocar aquella cosa y la conocían por instinto. El miedo y el azoramiento infantil de tocar un instrumento desconocido ante otra gente se esfumó. Igual que en la cuerda Lucier y los cables de Fullman, en la creación de esa música no había composición; la música venía absolutamente determinada por su entorno y sus ejecutantes. Gran parte de esa música cósmica no tiene principio ni fin. Es música cuya propuesta es existir, como afinidad de otros elementos que nos rodean, como elemento constante en el mundo, y no como grabación o actuación finitas.

El año pasado asistí a un concierto del compositor John Luther Adams, en el carnoso Armory de la calle Sesenta y la siete de Manhattan. Durante más de una hora, por lo menos sesenta percusiónistas tocaron instrumentos de baqueta, como xilófonos y maquinas de efectos de viento. Había una partitura, más o menos. En una que descansaba en un aril, vi que consistía en una serie de frases cortas y sin conexión, de dos o tres notas. La idea era tocar una frase, no necesariamente al unísono con los otros interpretes, y luego, gradualmente, pasar a la siguiente fase.              

Continuará …     

Piensa, Comparte y Opina —Share Please.

Biografia.

Alvin Lucier (nacido el 14 de mayo de 1931) es un compositor estadounidense de música experimental e instalaciones de sonido que exploran los fenómenos acústicos y la percepción auditiva. Como profesor de música desde hace mucho tiempo en la Universidad Wesleyan, Lucier fue miembro del influyente Sonic Arts Union, que incluía a Robert Ashley, David Behrman y Gordon Mumma. Gran parte de su trabajo está influenciado por la ciencia y explora las propiedades físicas del sonido en sí: resonancia de espacios, interferencia de fase entre tonos estrechamente sintonizados y la transmisión de sonido a través de medios físicos.

Piensa, Comparte y Opina —Share Please.

Leave a Reply