“El arte es una organización artificial de la experiencia … ”~ Sara Maitland.

Publicado 1 Jun 2017, 1:20 pm

“LA SOLEDAD DE SARA MAITLAND.” CONCLUSIÓN.

A pesar de las promesas de libertad personal que nos han hecho el neoliberalismo y el culto al individualismo y los derechos, a pesar de todo, el pozo parece estar secándose. Vivimos en una sociedad marcada por niños infelices, juventud alienada, adultos políticamente desenganchados, consumismo desenfrenado, escalada de la desigualdad, oscilaciones profundamente asustadizas en todo el sistema económico, aumentos en las tasas de malestar mental y un planeta tan dañado que bien podremos terminar destruyendo toda la empresa.

Las dos tácticas más comunes para protegernos de la soledad son, según Maitland, la estrategia ofensiva de miedo y proyección,  aislarnos del riesgo de la soledad acumulando obsesivamente una vasta red de lazos sociales como una especie de “póliza de seguro”.

Por supuesto, también vivimos en un mundo de gran belleza, amor sacrificial y apasionado, ternura, prosperidad, coraje y alegría. Pero bastante de todo lo que parece ocurrir independientemente del paradigma y los pensamientos elevados de la filosofía. Siempre ha sucedido. Es precisamente porque siempre ha sucedido que seguimos luchando con estas cuestiones con la esperanza de que pueda suceder más a menudo y para más personas.

Y luchamos, intentando a menudo agarrar y aferrarnos a nuestra salida de la soledad, un estado que no comprendemos completamente y que no podemos habitar por completo para cosechar sus recompensas. Las dos tácticas más comunes para protegernos de la soledad son, según Maitland, la estrategia ofensiva de miedo y proyección, en la que criticamos a aquellos capaces de encontrar alegría en la soledad y condenarlos al paradigma triste-loco-malo y el enfoque defensivo, donde intentamos aislarnos del riesgo de soledad acumulando obsesivamente una vasta red de lazos sociales como una especie de “póliza de seguro”. En una de sus partes más silenciosamente conmovedoras, Maitland susurra:

No hay número de amigos en Facebook, contactos, conexiones o provisión financiera que puedan garantizar para protegernos.

Nuestra ambivalencia cultural también se manifiesta en nuestra tendencia crónica a la extraversión a pesar de la creciente evidencia del poder de los introvertidos. Maitland escribe:

Al mismo tiempo que persigue este “ideal extrovertido”, la sociedad emite un mensaje opuesto, aunque más subterráneo. La mayoría de la gente todavía sería más bien descrita como sensible, espiritual, reflexiva, tener una vida interior rica y ser buenos oyentes que los opuestos más extrovertidos. Creo que todavía admiramos la vida del intelectual.

Piensa, Comparte y Opina —Share Please.

Biografia: Originalmente escrita como Sarah Maitland, fue la segunda de seis hijos de una familia londinense de clase alta, que se le ha descrito como “muy abierta y ruidosa”. En su infancia fue a la escuela en una pequeña ciudad de Wiltshire y atendió a un colegio de internos de las muchachas de la edad doce hasta su admisión a la universidad. Maitland pensó que esta escuela era un lugar terrible y se volvió muy excitable.

Sara Maitland. Nacida Sarah Maitland, el 27 de febrero de 1950 (67 años) en Londres, Reino Unido. Ocupación: escritora de cuentos, novelista, teóloga aficionada. Nacionalidad: Británica. Período 1978-presente.

 

Piensa, Comparte y Opina -Share Please.

Leave a Reply